ISSN 1831-5380
Mapa del sitio | Aviso jurídico | Cookies | Preguntas más frecuentes | Contacto | Imprimir la página

10.1.11. Interrogación y exclamación

En español, tanto el signo de interrogación (¿?) como el de exclamación (¡!) son dobles (véase más abajo para las excepciones):
¿Es necesario simplificar la ortografía del español?
¡Es necesario simplificar la ortografía del español!
El signo de cierre funciona a todos los efectos como un punto (por lo que no irá seguido de punto), pero no es incompatible con otros signos de puntuación:
¡Y qué camino recorrido desde los años ochenta!: dos ampliaciones logradas y tres revisiones importantes de los Tratados […]
Al tratarse de puntos, las palabras que sigan a los signos de cierre irán en mayúsculas, a no ser que entre medias haya algún otro signo de puntuación:
¿Cómo evitar el éxodo rural hacia las ciudades? ¿Cómo impedir el impacto ambiental del abandono de la actividad agrícola? ¿Cómo garantizar la seguridad alimentaria si los activos agrícolas desaparecen? ¿Cómo podemos hacer del medio rural un lugar atractivo y de futuro?
Piense en lo que necesitará el nuevo empleado a su llegada. ¿Le llevará mucho tiempo encontrar alojamiento o vivienda? ¿Puede ofrecerle apoyo y orientaciones en este sentido?
Piense en lo que necesitará el nuevo empleado a su llegada: ¿le llevará mucho tiempo encontrar alojamiento o vivienda?, ¿puede ofrecerle apoyo y orientaciones en este sentido?

Casos en los que solo se coloca uno de los dos signos o los dos juntos

Para expresar duda o sorpresa (colocando solo los de cierre):
Menuda gracia (!) le hizo la broma.
Dice que lo hizo en dos horas y que está contento (?).
En documentos publicitarios, cómics, etc., se puede encontrar:
¡¡¡Juan, ven!!!
¡¡¡CHOF!!!
¿¿CÓMO??
Para expresar duda y sorpresa (uno de ellos puede ponerse al inicio y el otro al final o bien los dos al inicio y los dos al final):
¿Qué estás diciendo!
¡Qué estás diciendo?
¡¿Por qué?! ¿¡Por qué!?
Última actualización: 30.4.2012
Arriba
Página anteriorPágina siguiente